23 abril 2015

Bizcocho de zanahorias






El bizcocho de zanahoria es un pastel dulce con zanahoria machacada mezclada en la masa. La zanahoria se ablanda en el proceso de cocción, y la tarta suele tener una textura densa y suave. Las zanahorias mejoran el sabor, textura y apariencia del bizcocho.

Aunque se le suele llamar pastel o tarta, yo lo he llamado bizcocho porque se parece más a un bizcocho en la preparación y en la consistencia definitiva.

Muchas recetas de pastel de zanahoria incluyen ingredientes opcionales, tales como frutos secos, pasas o coco. Yo he optado por añadir frutos secos, las almendras.

El pastel de zanahoria puede comerse tal cual, pero a menudo se glasea o recubre con escarchado o queso crema y nuez, a menudo picada, o se puede espolvorear con azúcar glas.

16 abril 2015

Flaugnarde de manzanas





La flaugnarde y la clafoutis son tartas de origen francés, concretamente de Lemosín (Limousin), región de la parte occidental del macizo central que debe su nombre a la capital regional, Limoges. Se elaboran a partir de una sencilla masa, similar a la de las crepes (huevos, harina, mantequilla, azúcar, leche o nata y vainilla). La clafoutis se hace con cerezas y la flaugnarde con otros tipos de fruta, siendo las más habituales las manzanas y las peras. Podemos hacer la tarta flaugnarde con la fruta que deseemos, pero hay que tener en cuenta que es mejor hacerla con frutas que suelten poco agua para que el resultado sea óptimo.

Es un postre sencillo, y si os gustan los que tienen fruta os gustará seguro. Con esta cantidad de azúcar no queda muy dulce, que es como a mi me gusta, pero podéis añadirle a vuestro gusto. En el blog tengo otra de receta de flaugnarde de fresones, ver Aquí, y dos de clafoutis, ver Aquí y Aquí.

06 abril 2015

Copa de kiwi y mousse





Un postre rápido y facilísimo, o algo más complicado dependiendo de si la mousse la preparamos en casa o la compramos hecha. Esto segundo es lo que yo he hecho. Supongo que estará mucho mejor si la mousse es casera, pero de cualquier manera es un postre refrescante, rico y con una bonita presentación.

No le ha añadido azúcar, solo lleva la de la mousse, y creo que de esta forma es más ligero y refrescante. Todos estos postres de frutas y lácteos combinan muy bien y dan mucho juego por la cantidad de combinaciones de sabores que podemos mezclar.

Podemos prepararlo con antelación y dejarlo en la nevera hasta el momento de comer, pero yo os recomiendo que no lo preparéis con mucha antelación, pues la mousse de irá hundiendo en el puré del kiwi y quedará con peor presentación.

30 marzo 2015

Tarta de chocolate al estilo francés





La tarta de chocolate al estilo francés es una receta sencilla y cuyo resultado es estupendo. El llamado estilo francés se debe a la poca harina que lleva y a las claras montadas. Se parece mucho al brownie, bueno dicen que este surgió porque un pastelero se olvidó de añadir levadura a la tarta de chocolate de estilo francés, es prácticamente igual.

Me ha gustado mucho, tiene un toque húmedo que me encanta. Yo no lo he espolvoreado con azúcar glass porque no soy golosa y lo que me gusta es el sabor del chocolate negro, pero podéis hacerlo y adornarlo a vuestro gusto.

23 marzo 2015

Empanadillas de crema de marron glace





Hoy os presento una receta más o menos fácil, dependiendo de lo que nos queramos complicar. Yo he tirado por la parte más fácil, utilizar la masa de empanadillas y la crema de marron glace ya preparados.

Alguna vez he preparado marron glace, podéis ver la receta Aquí, que es una delicía, pero este año no lo he preparado y tenía un bote de crema, así que me dije ¿Que hago con esto? Pues nada rellenaré un paquete de empanadillas que tengo en la nevera. 

Os aseguro que están muy ricas, el sabor del marron glace es una delicia, y dependiendo de la cantidad que pongáis en cada una os resultarán más o menos dulces.

16 marzo 2015

Fresas al vinagre balsámico





Ahora que estamos en época de fresones, que son fresas de mayor tamaño, hay que aprovechar para prepararlos de diferentes maneras. Se pueden tomar solos,  con nata o vino, en tartas, bizcochos, ensaladas, etc... De cualquier forma están siempre buenos si tienen sabor, lo cual por desgracia no ocurre siempre. Ahora con el cultivo de invernadero las encontramos en el mercado desde el mes de enero. Son más sabrosas las fresas, pero son más tardías y más difíciles de encontrar. Aquí no suelo encontrarlas, así que no me queda más remedio que utilizar siempre fresones.

Hay dos reglas imprescindibles a la hora de manejar tanto fresas como fresones. Por un lado, no es conveniente manipularlas en exceso y tampoco exponerlas al calor. Hay además que lavarlas en el último momento antes de servirlas, justo un poco antes de quitarles el rabo y sin dejarlas a remojo para que no pierdan su jugo.

Con esta receta están muy ricas las fresas. El vinagre balsámico le da un toque especial con su característico sabor dulzón, es importante que sea de buena calidad, de Módena, y mejor si está algo envejecido. Finalmente el toque de pimienta le da un acabado con regusto picante.