10.9.10

Helado de turrón de Jijona en Thermomix








Mi entrada anterior fue el azúcar invertido, y uno de los motivos de prepararlo era para hacer helado, ya que había leído en varios blogs que era la forma de que el helado no cristalizara, lo cual es cierto. Aunque los helados son fundamentalmente un postre de verano y éste ya está acabando, tengo que reconocer que yo los tomo en toda época, me gustan sobre todo los de frutas y el de chocolate, en general me gustan los que no son demasiado dulces. No es el caso del helado de turrón, que es bastante dulce, pero todos los años me sobra turrón y a veces lo pongo con el café en algunas comidas. Yo soy de las que creen que cuando más se aprecia es, precisamente, cuando no organizamos esas comilonas que se suelen hacer en Navidad. Para mi gusto es demasiado dulce, aunque tengo que reconocer que ha quedado muy bueno, el turrón era de calidad y al ponerle nata, en vez de leche Ideal, tiene más calorías pero está más cremoso.

Como no tengo heladera, y tampoco la voy a comprar para hacer algún helado de vez en cuando, y si tengo Thermomix, he decidido poner esta entrada por si a los que también lo tienen les interesa. La receta la he sacado de la página oficial de Thermomix, pero he hecho algún cambio, en vez de ponerle leche Ideal congelada, le he puesto nata que era lo que tenía en casa y en vez de azúcar normal, azúcar invertido. El resultado ha gustado mucho a los golosos de casa, que es lo importante.

Y lo más importante, efectivamente, el helado no se ha cristalizado.





  • Ingredientes:
1 tableta de turrón de Jijona
500 gr. de nata líquida bien fría
2 cucharadas de azúcar invertido

  • Preparación:
Poner la mariposa en la cuchilla del Thermomix. Verter la nata líquida y poner a funcionar 1 minuto, velocidad 4. Cuando ha dejado de funcionar, quitamos la mariposa de las cuchillas y añadimos las dos cucharadas de azúcar invertido (al tener azúcar el turrón con esta cantidad es suficiente) y la tableta de turrón troceada, trituramos 30 segundos, velocidad 4. Ponemos en un molde y lo metemos en el congelador y cada 15 0 20 minutos removemos bien para eliminar los cristales de hielo que se van creando, aunque con el azúcar invertido se cristaliza menos. Repetiremos este proceso unas 3 ó 4 veces. Dejar congelar.

Para servirlo, lo mejor es sacarlo un poco antes del congelador para que quede más blandito y poder manejarlo mejor. Yo lo he decorado con unas almendras laminadas.

Supongo que para hacerlo sin Thermomix, habrá que monta la nata, triturar el turrón con el azúcar invertido, mezclar con cuidado y meter en el congelador, removiéndolo como digo en la receta.