13.2.11

Bizcocho de Mascarpone y naranja





Este bizcocho resulta muy rico, pero es de textura un poco diferente, ya que por la parte de arriba , según se coloca en el molde, queda esponjoso y por la parte de abajo, seguramente por el peso del Mascarpone queda más húmedo y compacto, pero queda perfectamente cocido. Aunque es una receta que yo tenía desde hace tiempo, es la primera vez que le preparo y nos ha gustado. Aunque en la receta el tiempo ponía que era 40 minutos, yo lo tuve que dejar cocer 60 minutos, creo qu el tiempo dependerá de cada horno.

  • Ingredientes:
4 huevos
250 gr. de queso Mascarpone o queso crema
150 ml. de zumo de naranja
200 gr. de harina
150 gr. de azúcar
100 ml. de aceite de girasol
1 sobre de levadura de pastelería
Un pellizco de sal
2 cucharadas de mermelada de naranja amarga
Azúcar glass para decorar






  • Preparación:
PREPARACIÓN TRADICIONAL:

Montar las claras a punto de nieve con un poquito de sal y reservar. En un bol se mezclar bien con varillas el queso con las yemas y el azúcar, y poco a poco añadir el aceite y el zumo de naranja, y cuando todo está bien mezclado, incorporar la harina tamizada con el sobre de levadura, mover con una espátula y por último incorporar las claras con movimientos envolventes. Poner todo en un molde engrasado y hornear a 180º durante unos 60 minutos, o hasta que el bizcocho esté bien cocido (Yo lo tuve 60 minutos).


CON THERMOMIX:

Poner en el vaso bien seco la harina con la levadura y dar unos golpes de turbo para tamizar, y reservar.
Poner la mariposa con el vaso bien limpio y montar las claras durante 4 minutos a velocidad 4, y reservar.
Sin lavar el vaso, poner el queso, las yemas y el azúcar y remover 30 segundos a velocidad 3. Añadir el aceite, la mermelada y el zumo, y mezclar 15 segundos, velocidad 3. Por último incorporar la harina y programar 20 segundos a velocidad 2. Pasar todo a un bol e incorporar la claras montadas a punto de nieve con movimientos envolventes.
Poner todo en un molde engrasado y hornear a 180º durante unos 40 minutos, o hasta que el bizcocho esté bien cocido (Yo lo tuve 60 minutos).

Cuando está frío se desmolda y se decora al gusto. Por ejemplo azúcar glass. Yo lo dejé tal como salió del horno.