24.4.11

Mermelada de fresones





Ahora estamos en plena temporada de fresones y ya han bajado de precio, por lo que es el momento para aprovechar a hacer mermelada. Generalmente es una mermelada que le gusta a la mayoría. Algunas recetas dicen poner igual cantidad de fruta que de azúcar, pero para mi gusto queda demasiado dulce, y yo le pongo un poco más de la mitad.

La preparo en la Thermomix, es mucho más sencillo y no hay que estar revolviendo y es mucho más rápido. Pongo las dos formas de elaborarla.

Si la hacemos en Thermomix, no poner nunca más de 1/2 kg. de fresones, hacen mucha espuma, es preferible preparla en varias veces. Estas mermeladas caseras quedan menos espesas que las compradas, si queremos espesarlas yo creo que podemos añadirles un poco de agar-agar, que es un espesante natural.







  • Ingredientes:
1/2 kg. de fresones, o fresas
300 gr. de azúcar
El zumo de 1/2 limón

  • Preparación:
Lo primero lavar bien los botes donde la vayamos a guardar, con esta cantidad salen 2 botes. Yo no les esterilizo, si se lavan bien no hay problema. Dejar secar.

THERMOMIX:

Lavar los fresones, secar y quitar los tallos. Partir por la mitad y añadir al vaso de la Thermomix. Añadir el azúcar y el zumo de limón. Triturar 15 segundos, velocidad 4. Poner el cestillo encima de la tapa, poner 25 minutos, 100º, velocidad 1. Cuando pare, poner 5 minutos, temperatura Varoma. Vigilar y levantar el cestillo de vez en cuando, pues los fresones sacan mucha espuma y tiende a desbordarse. Si vemos que aún nos parece algo caldosa, ponemos algún minuto más a temperatura Varoma sin dejar de vigilar.

Nada más parar la máquina poner la mermelada en los tarros rellenándoles lo más posible, ponemos la tapa y damos la vuelta para hacer el vacío. Los dejamos así 24 horas. A partir de este momento la etiquetamos y podemos utilizarla o guardarla.





TRADICIONAL:

Lava los fresones, secar y quitar los tallos y cortar en dos o tres trozos cada fresón. En la cazuela grande, colocar capas alternas de fresones y de azúcar, terminando con una de azúcar. Añadir el zumo de limón. Tapar el recipiente con un paño limpio y deja macerar los fresones durante 24 horas.

Poner a cocer la cazuela con los fresones a fuego medio. Remover con una cuchara de madera hasta que rompa el hervor. Dejar cocer unos 20 minutos, removiendo muy a menudo. Cuando esté cocida, meter el brazo de la batidora en la cazuela y triturar hasta obtener la textura que nos guste. Mantener el hervor, suave, durante cinco o seis minutos, sin dejar de revolver.

Poner la mermelada en los tarros rellenándoles lo más posible, ponemos la tapa y damos la vuelta para hacer el vacío. Los dejamos así 24 horas. A partir de este momento la etiquetamo y podemos utilizarla o guardarla.