22.1.12

Pan de semillas






Esta receta de pan es del libro "Crujientes" de Richard Bertinet. Él la presenta como una receta para preparar pan de molde, las cantidades que pone en el libro son para tres panes grandes, pero yo he utilizado la mitad y le he dado forma de pan normal.

También dice que en vez de las semillas podemos utilizar una harina de fuerza que lleve incorporadas las semillas. Entonces habrá que sustituir todas las harinas y semillas de la receta por 1/2 kg. de esta harina. Si queremos darle forma de pan de molde deberemos ponerlo en un molde de plum-kake, o un molde especial. El resultado es un pan sabrosísimo.


  • Ingredientes:
150 gr. de masa blanca fermentada
375 gr. de harina de fuerza
50 gr. de harina de maíz
25 gr. de harina de centeno
75 gr. de harina integral
125 gr. de mezcla de semillas (yo puse 60 gr. de semillas de girasol, 60 gr. de semillas de sésamo natural, 5 gr. de semillas de amapola)
15 gr. de azúcar moreno
10 gr. de sal
10 gr. de levadura fresca
375 gr. de agua tibia
Harina blanca para espolvorear
Mantequilla para untar el molde, si hacemos pan de molde.






  • Preparación:
Lo primero, haremos la masa blanca fermentada. Para ello, poner en un recipiente 250 gr. de harina de fuerza – 5 gr. de levadura fresca - 5 gr. de sal - 175 gr. de agua tibia. Todo esto lo mezclamos muy bien y lo dejamos reposar 6 horas, o toda la noche en la nevera. También la podemos dejar 48 horas en la nevera antes de utilizarla. Nos sobrará, pero podemos utilizarlo en otro pan.

KitchenAid:
Mezclamos las harinas con las semillas. Y ponemos en el vaso de la KitchenAid ponemos el agua tibia, la levadura desmenuzada, el azúcar moreno, la masa blanca fermentada, las harinas mezcladas con las semillas y la sal. Amasamos durante 6 minutos a velocidad 1. Subimos a velocidad 2 y lo dejamos 3 minutos más. En la amasadora seguir las indicaciones del fabricante.

Sacamos la masa, y la ponemos sobre la superficie de trabajo, la trabajamos un poco y hacemos una bola, se nos pegará a las manos, pero no importa. La ponemos en un cuenco enharinado y la dejamos levar 45 minutos tapada con un paño. Pasado el tiempo, volvemos a coger la masa, la ponemos sobre la superficie de trabajo enharinada y volvemos a hacer una bola con ella, volvemos a poner en el cuenco enharinado y la dejamos levar otros 45 minutos tapada con un paño. Si vemos que se nos pegan mucho las manos las espolvoreamos con un poco de harina para ayudarnos a manejarla.

Pasado este segundo levado, enharinamos un poco la superficie de trabajo y le damos forma a la masa.

Colocamos la masa en el banetton enharinado, o en el molde especial untado de mantequilla y la dejamos reposar durante 1 hora y 30 minutos.

Con el horno precalentado a 250º, volcamos la masa del banetton en la bandeja del horno o en la pala de madera, y los más rápidamente posible, vaporizamos el horno con agua e introducimos la masa en el horno, volvemos a pulverizar con agua el horno, y lo dejamos 3 minutos a 250º. Pasado el tiempo, bajamos la temperatura a 220º y lo dejamos durante 35 minutos, o hasta que esté dorado. Una vez hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Tradicional:
Mezclamos todos los ingredientes en un cuenco con la ayuda de la rasqueta, cuando tengamos una masa, volcamos sobre la superficie de trabajo con la rasqueta, sin añadir harina, y la trabajamos. Enharinamos un poco la superficie de trabajo y le damos a la masa forma de bola. Volvemos a ponerla en el cuenco ligeramente enharinado y la dejamos levar otros 45 minutos tapada con un paño.

Enharinamos un poco la superficie de trabajo y le damos forma a la masa. Colocamos la masa en el banetton enharinado, o en el molde especial untado de mantequilla y la dejamos reposar durante 1 hora y 30 minutos.

Con el horno precalentado a 250º, volcamos la masa del banetton en la bandeja del horno o en la pala de madera, y los más rápidamente posible, vaporizamos el horno con agua e introducimos la masa en el horno, volvemos a pulverizar con agua el horno, y lo dejamos 3 minutos a 250º. Pasado el tiempo, bajamos la temperatura a 220º y lo dejamos durante 35 minutos, o hasta que esté dorado. Una vez hecho, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.