18.3.12

Savarin de limón y jengibre






El savarin es un postre francés que lleva el nombre de Jean Anthelme Brillat-Savarin, jurista francés que fue el autor del primer tratado de gastronomía, “Filosofía del gusto”.

Es un bizcocho que se emborracha con un almibar o sirope que normalmente lleva coñac o cualquier otro licor, pero esta receta no lo lleva. Se suele adornar la parte central con nata montada y frutas. No le puesto nata, solo unas fresas sin partir para adornar. Podemos ponerle varias frutas peladas y partidas en trozos.



  • Ingredientes:
Para el savarin:
125 gr. de harina de fuerza blanca
1/4 de cucharadita de sal
25 gr. de azúcar extrafino
1 cucharadita de levadura seca de panadero
La corteza de un limón rallada muy fina
2 huevos
50 gr. de mantequilla derretida y enfriada
3 cucharadas de leche tibia

Para el sirope:
El zumo de 1 limón
200 gr. de azúcar extrafino
1/4 de cucharita de jengibre el polvo






  • Preparación:
Tamizar la harina y la sal y poner en un cuenco e incorporar el azúcar, la levadura y la ralladura de limón. Poner la mantequilla en el microondas 50 segundos para que se derrita, y dejar que se enfríe. Batir los huevos en un cuenco junto con la mantequilla y la leche. Añadir las mezcla de la harina y batir con las varillas de la batidora eléctrica manual hasta que obtengamos una masa de consistencia ligera.

Poner la masa en el molde, si es de silicona no tendremos que engrasar, cubrir con papel film untado con aceite y dejar en un lugar caliente durante unos 45 minutos o hasta que suba la masa.

Mientras preparamos el sirope, poniendo en un cazo el zumo de limón, el azúcar, el agua y el jengibre. Llevamos a ebullición sin parar de remover hasta que el azúcar se disuelva totalmente. Dejamos cocer a fuego lento hasta que veamos que tenga consistencia de jarabe, alrededor de 10 a 15 minutos.

Precalentamos el horno a 190º, y horneamos el savarín durante 20 a 25 minutos, depende de cada horno. Sacar del horno y esperar unos cuatro minutos a que enfríe un poco. Desmoldamos y ponemos en una fuente honda, calentamos el sirope y con la ayuda de una cuchara lo vertemos por encima del savarin. Lo vamos dejando enfriar mientras lo vamos bañando con el sirope que queda en el recipiente hasta que lo absorba.

Adornamos con nata montada y frutas o solo frutas.

Fuente: Delicias al horno