13.5.12

Yogur natural





Ya se que esta es una receta que sabe todo el mundo prepararla, bueno o casi, y que es de lo más fácil. Pero no me resisto a ponerla en el blog, ya se que es un postre que creo que no falta en ninguna casa, aunque la mayor parte de las veces con yogures industriales. Si os gusta el yogur, o no os hace mucha gracia, probad los yogures caseros, no tienen nada que ver con los industriales, son deliciosos. os aseguro que aunque creáis no ser muy de yogur cambiaréis de parecer.

Se puede utilizar cualquier tipo de leche, aunque preferentemente se utiliza la de vaca. Y se le puede añadir fruta, chocolate, azúcar, vainilla, etc.... Aunque la palabra procede del antiguo turco, yoğurt, parece ser que fueron los búlgaros los que lo popularizaron extendiéndolo por Asia, Sudeste Asiático, Europa Cental y del Este.

Cuando yo era una niña, a mi abuelo le recomendó un médico que tomara yogures, y como entonces no estaba comercializados, recuerdo que en mi casa compraban ácidos búlgaros y preparaban el yogur con una lata de galletas forrada de corcho, entonces eran de latón, y una bombilla de bajo consumo metida en el centro de la caja a la que le habían hecho un agujero. Osea igual que las yogurteras de ahora pero en rústico.

También tengo una receta para preparar yogur con el microondas, lo podeis ver Aquí.






  • Ingredientes:
1 yogur natural
1 litro de leche ( entera, semi o desnatada)
2 cucharadas soperas de leche desnatada en polvo (para espesarlo)



  • Preparación:
Poner el yogur en un bol y añadirle la leche en polvo. Mezclar bien. Añadir la leche y mezclar todo de forma que no queden ni grumos ni espuma. Como mejor queda es con las varillas eléctricas. Meter en el microondas un par de minutos a máxima potencia para templar la mezcla. Repartir en los vasos de la yogurtera y poner a funcionar siguiendo las indicaciones del fabricante. Yo lo pongo diez horas.

Cuando tengamos el yogur hecho lo meteremos en la nevera y lo dejaremos unas seis horas antes de consumirlos.

Tenemos que tener en cuenta que la siembra, el yogur natural, sirve para hacer yogur hasta cinco veces, después tendremos que utilizar otro yogur nuevo y así sucesivamente. Cada cinco tandas un yogur nuevo.