8.7.12

Yogur de cerezas





Es la primera vez que hago yogur de frutas, y he elegido las cerezas por estar ahora en temporada, prefería probar con fruta fresca, y además es una fruta que me encanta. Y eso que por desgracia ya no saben como antes.

Le leido que para añadir fruta fresca al yogur es necesario que no esté cruda, ya que la acidez mata los fermentos del yogur, osea que hay que cocerla o saltearla. También se puede añadir compota o mermelada. En esta ocasión he partido las cerezas en varios trozos y las he añadido sin triturar, pero podemos triturlas para aquellas personas a las que no les gusta encontrar trozos.



  • Ingredientes:
1 yogur natural
1 litro de leche (entera, semi o desnatada)
2 cucharadas soperas de leche desnatada en polvo
15 gr. de mantequilla
2 cucharadas de azúcar (o edulcorante) Si nos gusta más dulce habrá que poner más.
400 gr. de cerezas







  • Preparación:
Quitar los huesos a las cerezas y partir por la mitad. Poner en una sartén la mantequilla y fundirla, añadir las cerezas y dejar cocer despacio de cinco a diez minutos. Dejar que se temple.

Poner el yogur en un bol y añadirle la leche en polvo. Mezclar bien. Añadir la leche y mezclar todo de forma que no queden ni grumos ni espuma. Poner azúcar, o edulcorante, en este momento si nos gusta que quede más dulce. Añadir las cerezas, mezclar bien. Repartir en los vasos de la yogurtera y poner a funcionar siguiendo las indicaciones del fabricante. Yo normalmente los suelo dejar ocho horas, pero en esta ocasión los dejé diez. Como los dejaba hacerse por la noche, me dio miedo que al llevar fruta tardasen algo más en hacerse. Quedaron perfectos.

Cuando tengamos el yogur hecho lo meteremos en la nevera y lo dejaremos unas seis horas antes de consumirlo.