22.10.12

Yogur griego auténtico




Tenía hace tiempo ganas de preparar yogur griego en casa y, consultando recetas, me enteré de que el auténtico yogur griego no lleva nata, lo que ocurre es que hecho el yogur como tengamos costumbre, y una vez que está cuajado y enfriado unas horas en la nevera, hay que colarlo para eliminar el suero y así obtendremos la textura de un queso en crema. Para obtener el yogur griego necesitamos yogures naturales, un recipiente alto, un colador y una gasa o un paño fino. También se puede hacer con yogures desnatados, yo lo he hecho y también queda muy bueno.

A mi el yogur griego siempre me ha gustado mucho, el que más, pero casi nuca lo compro por eso de las calorías, ya que los industriales llevan nata. Hay que tener en cuenta que, para obtener un número determinado de yogures griegos, deberemos calcular que hacen falta el doble de yogures naturales.

En Grecia tradicionalmente se prepara con leche de oveja o de vaca, y se toma más como aperitivo, en ensaladas, con cereales, etc... Lo normal es que siempre haya en la mesa una salsera con yogur para que cada comensal lo añada a plato que quiera.

También podemos prepararlos con un proceso más complicado calentando la leche en un cazo, etc.., pero son ganas de complicarse la vida. Lo más sencillo es prepararlos con la yogurtera o comprar los industriales que más nos gusten.




  • Ingredientes:
Yogur natural
Para tres yogures griegos: 6 yogures naturales. Pueden ser comprados o preparados por nosotros.
Ver receta del yogur con yogurtera Aquí.
Ver receta del yogur con microondas Aquí
Utensilios necesarios: Un recipiente hondo, un colador y una gasa o tela fina.


  • Preparación:
Una vez que tenemos hechos, enfriado y espesados los yogures unas horas en la nevera, mejor de un día para otro, ponemos un colador con la gasa encina de un recipiente hondo, para que a medida que el yogur va soltando el suero no toque el colador. Lo metemos en la nevera y lo dejamos entre cuatro y cinco horas, o hasta que tenga la textura de nuestro agrado. Cuanto más tiempo lo tengáis quedará más denso.

Lo sacamos de la nevera y veremos que el suero ha quedado en el recipiente y el yogur griego en la gasa, el suero se puede aprovechar para alguna receta. Ponemos el yogur obtenido en un recipiente, lo batimos y lo servimos así o en recipiente individuales.

Queda buenísimo, os aconsejo que lo probéis.