30.3.15

Tarta de chocolate al estilo francés





La tarta de chocolate al estilo francés es una receta sencilla y cuyo resultado es estupendo. El llamado estilo francés se debe a la poca harina que lleva y a las claras montadas. Se parece mucho al brownie, bueno dicen que este surgió porque un pastelero se olvidó de añadir levadura a la tarta de chocolate de estilo francés, es prácticamente igual.

Me ha gustado mucho, tiene un toque húmedo que me encanta. Yo no lo he espolvoreado con azúcar glass porque no soy golosa y lo que me gusta es el sabor del chocolate negro, pero podéis hacerlo y adornarlo a vuestro gusto.



  • Ingredientes:
125 gr. de mantequilla
125 gr. de chocolate de cobertura
3 huevos fríos de la nevera
125 gr. de azúcar
75 gr. de harina
1 sobre de levadura
Azúcar glass para espolvorear (Optativo)






  • Preparación:
Precalentamos el horno 200º, calor arriba y abajo. Engrasamos con mantequilla un molde desmoldable de 22 cm.

Separamos las yemas de las claras. En un recipiente, ponemos las claras y con una pizca de sal, y las montamos. Reservamos en frío.

Ponemos la mantequilla a derretir en un cazo, añadimos el azúcar y las yemas, una a una, y mezclamos. No añadir la siguiente, hasta que la anterior este completamente integrada.

A continuación, fundimos el chocolate, ya sea al baño maría o en el microondas. Lo dejamos templar unos minutos y lo agregamos a la crema de mantequilla. Mezclamos bien, hasta conseguir una masa homogénea.

Mezclamos la crema chocolateada con las claras montadas. Añadiremos las claras poco a poco y lo haremos con movimientos envolventes del centro hacia afuera, con cuidado para que no se bajen.

Por último, añadimos la harina y la levadura, tamizadas, en forma de lluvia y volvemos a hacer movimientos envolventes, va bien usar una espátula o un batidor de mano, e integramos bien.

Vertemos la masa en el molde, la repartimos uniformemente y la horneamos durante 20 minutos, apagamos el horno y dejamos la tarta dentro durante cinco minutos. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Podemos espolvorear por encima azúcar glass, y a comer. Yo no le puse porque me gusta más el sabor del chocolate negro.